Ventilación en parkings: actualización de la Norma UNE 100166

Ventilación en parkings: actualización de la Norma UNE 100166

Los sistemas de ventilación en parkings están pensados para cubrir la necesidad de extracción de los gases emitidos por los vehículos. Este tipo de vapores son altamente peligrosos, tanto por su elevado nivel de contaminación, como por el hecho de que disminuyen el oxígeno de los espacios.

Los equipos de extracción de monóxido trabajan introduciendo aire fresco del exterior y extrayendo aire contaminado del interior, mejorando así la calidad del aire de los garajes. Además, estos dispositivos son los encargados de ventilar el humo que se genera en caso de que se produzca un incendio.

Los altísimos niveles de polución que registran este tipo de construcciones requieren que la renovación del aire sea mucho mayor, de ahí que exista una norma concreta que se encargue de la regulación de estos.

Esta normativa indica las condiciones que deben aglutinar estos sistemas de ventilación para cumplir con los estándares de salubridad y no suponer un peligro para las personas.

Algunos de los preceptos que recoge han sido modificados en los últimos meses con el fin de adaptarse a las nuevas necesidades planteadas por los espacios.

La entidad encargada de esta revisión ha sido la Asociación Española de Normalización (UNE), organismo responsable de la regulación de los sistemas de protección contra incendio, que ha publicado la actualización bajo el nombre Norma española UNE 100166 Climatización. Ventilación de aparcamientos.

¿Qué novedades plantea la norma?

Esta reciente modificación del documento ha supuesto la adaptación de los criterios de diseño de los sistemas de ventilación en aparcamientos para ir en línea con los requisitos incluidos en el Código Técnico de la Edificación.

La actualización recoge el correcto uso del sistema de ventilación en parkings para cumplir con los requerimientos de salubridad, extracción de humos en caso de incendio y la desclasificación del aparcamiento como local de riesgo de explosión.

En este nuevo documento también se han tenido en cuenta una serie de principios para aumentar la eficiencia energética y la economía del sistema.

La normativa presenta detalles concretos para la instalación de sistemas de detección de gases, introduciendo la instalación de detectores de NO2 adicionalmente a los detectores de CO habitualmente colocados en los parkings.

También, incluye detalles concretos para el diseño de sistemas de ventilación en parkings mediante las distintas tecnologías existentes:

  • Ventilación natural
  • Ventilación natural asistida por ventilación por impulso
  • Ventilación mecánica
  • Ventilación mecánica asistida por ventilación por impulso

¿Qué tipos de ventilación en parkings existe?

Para aproximarnos a esta modificación de la norma es importante conocer los diferentes tipos de sistemas de ventilación en parkings que se utilizan.

Estos dispositivos se dividen principalmente en sistemas de ventilación mecánica o natural, dependiendo de las necesidades concretas del aparcamiento en cuestión se utilizará uno u otro.

Sistemas de ventilación natural

Para contar con este mecanismo se debe disponer de dos aberturas mixtas en zonas opuestas de la fachada, el recorrido que el aire hace debe ser natural y no contar con obstáculos de manera que pueda entrar y salir de manera adecuada y efectiva.

Sistemas de ventilación mecánica

Es el sistema de ventilación de parkings más utilizado, tanto en admisión como en extracción, y es el más adecuado para recintos cerrados y de mayor tamaño.

Este tipo de medios requieren que la instalación de ventilación sea de uso exclusivo del aparcamiento en el que ha sido instalado.

Jet fans o sistemas de ventilación por impulso

Los jet fans, también conocidos como sistemas de ventilación por impulso, son una novedad frente a los sistemas de ventilación en parkings convencionales basados en conductos.

Esta tecnología puede utilizarse como complemento a las instalaciones tradicionales y funciona distribuyendo aire fresco a modo de barridos.

En conclusión, todos estos dispositivos están diseñados para garantizar la calidad del aire dentro de los aparcamientos. La alta contaminación de los gases emitidos por los automóviles hace que sea muy importante realizar un mantenimiento periódico de todos sus sistemas de extracción para evitar situaciones que pongan en riesgos a los usuarios.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies