Plan de evacuación de una empresa: ¿Qué es y por qué tenerlo?

Plan de evacuación de una empresa: ¿Qué es y por qué tenerlo?

Seguro que alguna vez has oído hablar del plan de evacuación, bien porque te ha tocado elaborarlo en tu empresa o porque has participado en alguno de sus simulacros. Se trata de una herramienta esencial que debe estar presente obligatoriamente en compañías, edificios y cualquier tipo de evento que se organice.

¿Qué es un plan de evacuación?

Un plan de evacuación comprende el conjunto de acciones necesarias para estar preparados ante una emergencia. Conjuga tanto la planificación como la organización humana para utilizar de forma eficiente los medios técnicos dispuestos para minimizar el peligro ante un suceso de riesgo.

El principal objetivo de este tipo de planteamientos es evitar las pérdidas humanas o económicas ante, por ejemplo, un fuego, o al menos reducirlas. En este plan de evacuación se establece cuándo, dónde, quién, cómo y qué debe hacerse ante una situación de emergencia en función de la gravedad y los componentes de la misma.

Habitualmente este tipo de procedimientos vienen recogidos en un documento más amplio denominado plan de contingencias, en él se incluyen medidas de prevención, protección y actuación.

En un plan de evacuación en caso de incendio se recogen los procedimientos a seguir para que las personas amenazadas por el siniestro protejan su integridad física mediante el desplazamiento hacia lugares seguros.

En conclusión, un plan de evacuación está basado en tres pilares fundamentales: evitar que ocurra un siniestro mediante medidas de prevención, disponer de los medios necesarios para controlar la situación en caso de que suceda y, por último, controlar la emergencia protegiendo las vidas humanas y los bienes materiales.

¿Por qué es importante contar con un plan de evacuación en tu empresa?

Un plan de evacuación es un documento obligatorio en cualquier compañía y debe comprender todas las indicaciones de actuación en caso de que se produzca una emergencia para salvaguardar la seguridad de los trabajadores.

En una empresa es responsabilidad del empresario, según el artículo 20 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Este planteamiento debe partir de una investigación que identifique los posibles riesgos que pueden presentarse, las disposiciones que se deben tomar en cada unos de ellos y el procedimiento a seguir en caso de tener que evacuar el centro de trabajo.

En este sentido, es importante establecer una relación entre los peligros que afecten a personas, a la organización y al entorno. De esta forma se podrán instituir las acciones de prevención óptimas para ofrecer la mejor respuesta en cada caso.

Su elaboración está centrada en aprovechar los recursos para reducir los daños en las instalaciones y debe estar confeccionado siguiendo la normativa pertinente.

Para poder elaborar de manera adecuada este plan es imprescindible conocer las características del edificio, sus instalaciones, así como las construcciones que hay en el entorno (gasolineras, empresas químicas, etc.).

Este planteamiento debe recoger también aquellos lugares dentro de la construcción que supongan un mayor riesgo, quiénes son los encargados de dirigir las acciones necesarias para la evacuación, cuáles son los canales de comunicación y dónde se situará el punto de encuentro de todos los evacuados.

Características de los planes de evacuación

Los apartados más importantes dentro de un plan de evacuación son aquellos que hacen referencia a los planos, la redacción del mismo y las actuaciones concretas que deben realizar los afectados.

Planos

En esta sección deben incorporarse los planos del centro de trabajo para poder dar una visión amplia de las vías de evacuación y la ubicación de los medios de protección. En ellos deben incorporarse también las calles que rodean el centro de trabajo, el punto de encuentro tras la evacuación, las zonas de peligro, las salidas de emergencia y mediante flechas debe indicarse el sentido en el recorrido de la evacuación.

Redacción del plan de evacuación

Todos los pasos a seguir en caso de emergencia deben estar perfectamente reflejados en este documento para que cualquiera que lo lea sea capaz de comprenderlo. En él se recogerán todas las características del edificio, sus espacios y elementos.

Además, debe describir los posibles riesgos internos y exteriores en función de si hay o no instalaciones eléctricas, depósitos de combustible, etc.

Actuaciones

La tercera parte consiste en definir los responsables de llevar a cabo todo el proceso, lo principal es nombrar a un coordinador o responsable que se encargue de activar el plan de evacuación en caso de que se produzca una situación que conlleve algún tipo de riesgo.

Las personas que asumen esta responsabilidad deben tener una serie de funciones definidas como la de bloquear los ascensores, cerrar la llave del gas, etc.

Por último, una vez elaborado el plan de evacuación y para que todo lo anterior funcione a la perfección, es imprescindible realizar simulacros de emergencia en los que todos los trabajadores se familiaricen con los pasos a seguir en caso de que se produzca una situación de peligro.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies