Incendio Edificio Windsor Madrid

El incendio de la torre Windsor, ¿qué certezas hay después de más de 15 años?

Incendio Edificio Windsor Madrid

El 12 de febrero de 2005 a las 23:08 horas, se declaró un incendio en pleno centro financiero de Madrid. El incendio de la torre Windsor había comenzado. 20 minutos después la parte superior de la torre se veía envuelta en llamas. El mítico rascacielos de la capital no dejaría de arder hasta dos días después.

Después de más de 15 años, hay más dudas que certezas sobre las causas que provocaron el único incendio que ha quemado un rascacielos en España. El edificio de 106 metros de altura, se vio envuelto en una serie de misterios que aún hoy no se han resuelto.

Los misterios del incendio de la torre Windsor

La presión del agua era insuficiente

Uno de los primeros problemas que se encontraron los bomberos fue la falta de presión en las mangueras contra incendios del edificio. Además, las columnas secas por las que se puede introducir agua o espuma estaban inservibles.

El agua ni siquiera llegaba a las mangueras y los bomberos buscaron otras zonas de abastecimiento. Desde ningún inmueble colindante llegaba el agua para frenar las llamas de la parte alta. Finalmente, se optó por enfriar las partes bajas para evitar que éstas también acabaran ardiendo.

El sistema contra incendios ¿funcionó?

Casualmente, en el momento del incedio del Windsor, el sistema de protección contra incendios se estaba cambiando para su adaptación a la normativa vigente. Los trabajos no estaban completados y lo único que funcionó fue la alarma.

Los ‘sprinklers’ o rociadores automáticos no se encendieron a pesar de saltar la alarma. Los peritos de la aseguradora aseguraron que el sistema contra incendios había sido probado un mes antes y funcionaban perfectamente. Se señaló a los bomberos por no inyectar suficiente presión en las columnas secas.

Una colilla, posible causa del fuego

La Justicia sólo determinó un foco de fuego en la planta 21. En el despacho 2109, una trabajadora de Deloitte estuvo trabajando desde las 16:00 hasta las 23:00 horas. Ante el juez admitió haber estado fumando poco antes de abandonar el edificio, pero dijo estar segura de haber apagado correctamente todos los cigarrillos.

La empleada aseguró estar sola en la planta durante toda la tarde. Pero aseguró ver a un hombre que no conocía de nada junto a una fotocopiadora. Durante la instrucción del caso, no se volvió a hacer referencia a este misterioso hombre.

Finalmente, el Juez señaló que no concurrían indicios suficientes para poder aseverar que el incendio fue causado por el consumo de cigarros.

Los fantasmas del incendio del Windsor

Pasadas cuatro horas desde el inicio del incendio, un videoaficionado grabó unas intrigantes imágenes. En la planta 16, a través de las ventanas, se podía ver a dos personas moviéndose con linternas. El vídeo fue desestimado por el juez instructor, que consideró las siluetas un simple efecto óptico.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, en su informe final, aseguraron que esas siluetas podrían ser producto de un reflejo. Para la Policía Científica el vídeo era auténtico pero no podían confirmar que hubiese gente dentro del rascacielos.

Los documentos reservados del Ministerio de Defensa

Además de la consultora Deloitte, en la cuarta planta había una compañia llamada Comparex España. Como más tarde se supo, esta entidad solicitó recoger una caja fuerte ignífuga que contenía ficheros del Ministerio de Defensa calificados como documentos reservados. Comparex y el Ministerio negaron que la documentación fuera clasificada.

El expediente de FG Valores desaparecido

Un día antes del incendio del Windsor, la Fiscalía Anticorrupción pidió a Deloitte unos informes sobre una auditoría hecha en 1994 a FG Valores. Esta compañía era del presidente del BBVA, Francisco González. La Fiscalía había iniciado un investigación por la venta de FG Valores a Merrill Lynch y reclamó a Deloitte esos documentos.

El incendio arrasó con numerosa documentación valiosa, mayoritariamente de Deloitte, que ocupa gran parte del edificio. Entre esos ficheros, se encontraban los de la auditoría que había reclamado Anticorrupción, ubicados en la planta 23. No había duplicado de los mismos, mientras que de casi todos los documentos, sí lo había.

Las lecciones que dejó el incendio

Para los Bomberos de Madrid el incendio del Windsor fue un punto de inflexión que dejó muchas lecciones sobre la mesa. A raiz de este suceso se mejoraron los protocolos. A pesar de todo aclaran: “Si hoy hubiese un incendio así en un edificio con las mismas características, volvería a arder entero”.

De esta forma, también se deduce la importancia de los Sistemas de Protección contra Incendios. La instalación, puesta a punto y mantenimiento, son acciones fundamentales para garantizar la seguridad de cualquier edificio. En el caso de los rascacielos más aún sin cabe. El incendio de la torre Windsor demostró cómo un buen sistema de detección es de vital importancia.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button¡Llámanos! -  917 988 258