Claves para elegir un extintor doméstico

Los accidentes domésticos en hogares provocados por el fuego son más habituales de lo que nos gustaría y en muchas ocasiones pueden desembocar en grandes desastres, además, con la llegada del verano y de calor intenso, aumentan las posibilidades de exponernos a los incendios durante esta época. Para estar preparados, minimizar el riesgo y poder enfrentarnos a ello, es esencial contar en casa con elementos como los extintores que nos permitan extinguir el fuego y defendernos ante estas situaciones para así evitar daños mayores.

Cómo elegir un extintor doméstico

Para elegir un extintor para nuestro hogar, lo primero que tenemos que hacer es consultar con profesionales en sistemas de protección contra incendios, ya que existen muchas opciones y debemos tener en cuenta diversos factores para escoger la mejor opción en nuestro caso. Un profesional podrá valorar qué tipo de extintor se adapta mejor a cada necesidad en función del tipo de vivienda o las dimensiones de la misma.

También es de vital importancia la colocación del extintor y los extintores no son elementos bonitos que se pueden poner como parte de la decoración de la casa, para que sean útiles deben de estar en un lugar recordable, visible y de fácil acceso, para que cualquier persona que se encuentre en nuestro domicilio pueda reaccionar rápidamente antes un posible incendio.

La rapidez en estos casos es fundamental, pero también lo es, conocer los tipos de extintores que hay en el mercado, cuáles son los más recomendados para una casa y cuáles son los que tienen una mayor eficacia frente a un fuego en el hogar. 

¿Qué tipo de extintores hay en el mercado?

Si estamos pensando en comprar un extintor, debemos tener en cuenta que, para una vivienda, no todos son adecuados, por lo que es primordial que nos informemos bien de las características de nuestro hogar, o nuestra comunidad de vecinos, antes de adquirirlo.

Otro factor a tener en cuenta es la naturaleza del material combustible, ya que no es lo mismo un incendio de un material sólido, que uno de líquido, u otro de gas. Los incendios de materiales sólidos se conocen como de tipo A; los de líquidos de tipo B y los de gas como de tipo C.

Según el tipo, puede convenirnos más uno u otro extintor. Podemos hablar de los siguientes:

Extintor de polvo: Los extintores en polvo son los más habituales por su versatilidad. Con su uso, se deposita sobre las llamas un polvo ignífugo que las extingue y son efectivos contra incendios A, B y C, los más comunes en los hogares.

Extintor de agua: Los extintores de agua vaporizan agua a presión con un aditivo que facilita la extinción de las llamas. Actúa contra los fuegos A y B, por tanto, son menos versátiles que los anteriores.

Extintor de gas: Los extintores de gas ahogan las llamas con el CO2. El gas comprimido se expande absorbiendo la temperatura, pero también terminando con el oxígeno combustible del fuego. Son muy limpios, pero también pueden llegar a ser peligrosos, precisamente porque eliminan el oxígeno de la estancia para el fuego y para las personas que estén en el lugar.

Extintor de espuma: Los extintores de espuma son muy efectivos, pero también muy sucios y lo más importante, no tienen eficacia contra los incendios eléctricos. Teniendo en cuenta que este tipo de fuegos son bastante comunes en los hogares, su utilidad queda muy limitada.

¿Cuál es el mejor extintor para mi hogar?

Aunque como hemos visto, hay muchos factores que influyen en la elección de un extintor doméstico, normalmente el que más se ajusta a las necesidades de un hogar y cuenta con mayor versatilidad es el extintor de polvo o ABC, ya que los fuegos más comunes en los hogares se originan en aparatos eléctricos o en la cocina, donde este extintor puede actuar de forma totalmente eficiente. Aunque dejan inutilizados los aparatos eléctricos no actúan como transmisor de la electricidad y son perfectos para apagar incendios provocados por aceites.

Recomendaciones para su utilización

  • Cuando se compra un extintor, hay que aprender a usarlo siguiendo las indicaciones de los profesionales.
  • En caso de incendio, el extintor ha de dirigirse hacia la base y el origen del fuego, no a las llamas dispersas.
  • En caso de gravedad, siempre hay que salir de la vivienda y llamar a emergencias, no hay que actuar impulsivamente ni ponerse en peligro.
  • Hay que realizar las comprobaciones y las revisiones periódicas al extintor: la carga, la presión o el retimbrado y esto siempre debe hacerlo un profesional cualificado para que, en caso de necesitarlo, el extintor funcione correctamente.

Nunca es demasiada la prevención en cuanto a seguridad se refiere. La detección contra incendios puede salvar la propiedad, los activos y, sobre todo, vidas y por eso es una decisión crucial de inversión. Desde Chacarrex llevamos más de 35 años preocupándonos por la protección contra incendios y te ayudamos a estudiar todos estos factores para así poder hacer la elección más adecuada.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button¡Llámanos! - 917 988 258